top of page

Guardias de Seguridad Privada un trabajo desafiante de bajo precio y proporciona un alto valor.

Los guardias de seguridad privada enfrentan muchos desafíos en su trabajo. Algunos de los desafíos más comunes incluyen:

  • Realizar controles de ingreso y salida de personas y vehículos.

  • Realizar inspecciones de rutina.

  • Realizar rondas de vigilancia o rondines.

  • Registrar la recepción de paquetes y correspondencia.

  • Reportar novedades o incidencias.

  • Realizar el control de vehículos para la vigilancia móvil.

  • Realizar la inspección de activos.

  • Mantener una comunicación constante con supervisores y otros guardias de seguridad.

Estos son solo algunos ejemplos. La industria de la seguridad privada plantea desafíos importantes en Chile y en todo el mundo. Se estima que las empresas que proveen seguridad privada crecieron en cerca de un 46% entre 2010 y 2015.


Los guardias de seguridad privada son una parte importante de la seguridad en muchos lugares. Sin embargo, a menudo se les menosprecia debido a la falta de capacitación y la percepción de que no tienen el mismo nivel de autoridad que los oficiales de policía. Además, algunos guardias de seguridad privada pueden no estar debidamente capacitados para manejar situaciones peligrosas.


Es importante tener en cuenta que los guardias de seguridad privada tienen un papel importante en la prevención del delito y la protección de las personas y la propiedad. Si bien pueden no tener el mismo nivel de autoridad que los oficiales de policía, pueden ser una presencia disuasoria efectiva y pueden ayudar a mantener un ambiente seguro.



Existen varias estrategias que se pueden implementar para potenciar a los guardias de seguridad privada. Algunas de ellas son:


1. Capacitación: La capacitación es fundamental para que los guardias de seguridad privada puedan desempeñar su trabajo de manera efectiva. Los cursos de formación de vigilante privado son una buena opción para mejorar las habilidades y conocimientos de los guardias.




2. Tecnología: La tecnología puede ser una gran aliada en la seguridad privada. La instalación de cámaras de seguridad y sistemas de alarmas pueden ayudar a los guardias a detectar situaciones de riesgo y actuar rápidamente.


3. Comunicación: La comunicación es clave en cualquier trabajo en equipo. Es importante que los guardias de seguridad privada tengan un buen sistema de comunicación para poder coordinarse entre ellos y con otros miembros del equipo de seguridad.





Comments


bottom of page